• Francisco a OMP


    Discurso a la Asamblea OMP
  • Octubre 2019: Un mes misionero


    El Papa propone celebrar un mes dedicado a la Misión en el centenario de Maximun Illud
  • Discurso del Cardenal Filoni a OMP


    "El Evangelio nunca está anunciado por completo. La misión es el corazón de la fe"
  • Guía Compartir la Misión


    Propuestas de Voluntariado Misionero y #VeranoMisión para jóvenes

3 dic. 2013

Vigilia de oración en honor a San Francisco Javier

La parroquia San Francisco Javier de Lugo celebra hoy una vigilia de oración a las 19 horas. En ella vamos a pedir por los frutos del proyecto solidario con Benín "Tejiendo sueños". Pedimos para que se sigan fortaleciendo los lazos eclesiales de la diócesis de Lugo y de la parroquia San Francisco Javier con la parroquia Santa Teresita del niño Jesús de Manta, al norte de Benín.
Compartimos con vosotros el guión de la celebración, invitándoos a uniros a esta oración por las misiones.

Monición de entrada
San Francisco Javier empezó a ser misionero a los 35 años y murió con tan sólo 46. En ocho años recorrió la India, Japón y varios países más, siendo su labor misionera una de las más fructíferas que han existido. Por eso, el Papa San Pío X le nombró Patrono de las misiones.
En esta vigilia de oración, vamos a pedirle a nuestro Patrono que nos siga ayudando a ser una parroquia misionera, con entusiasmo por vivir el Evangelio y trasmitirlo a los demás. Nos acompaña su presencia constante en sus reliquias que veneramos.
Y vamos a pedir, de una manera especial, por ese proyecto misionero que comenzaba hace justo hoy un año: la construcción de una capilla en la parroquia Santa Teresa del niño Jesús, en Benín. Queremos reforzar los lazos que nos unen, para continuar con el proyecto este curso, y pedir por todos los cristianos de esa parroquia, tan cercana a nosotros, a pesar de la distancia, en la fe y en el amor.

Canto: Nos envías por el mundo
Nos envías por el mundo a anunciar la Buena Nueva (bis).
Mil antorchas encendidas y una nueva primavera (bis).
Siendo siempre tus testigos, cumpliremos el destino (bis).
Sembraremos de esperanza y alegría los caminos (bis).

Vigilia de la luz

Las oscuridades de Benín:
Economía de subsistencia; escolaridad del 10%; malnutrición en niños y jóvenes; malas comunicaciones; falta de energía eléctrica y agua; pueblos que aún no conocen a Cristo; falta de capillas para rezar.

Encendido de los cirios que cada uno tiene y canto: Ilumíname, Señor, con tu Espíritu
Ilumíname, Señor, con tu Espíritu.
Transfórmame, Señor, con tu Espíritu.
Ilumíname, Señor, con tu Espíritu.
Ilumíname y transfórmame, Señor.
Y déjame sentir
El fuego de tu amor
Aquí en mi corazón, Señor. (bis)

Lectura del Evangelio: Mt 5, 1-12
Cuando Jesús vio a las multitudes, subió a la ladera de una montaña y se sentó. Sus discípulos se le acercaron, y, tomando él la palabra, comenzó a enseñarles diciendo:
Dichosos los pobres en espíritu, porque el reino de los cielos les pertenece.
Dichosos los que lloran, porque serán consolados.
Dichosos los humildes, porque recibirán la tierra como herencia.
Dichosos los que tienen hambre y sed de justicia, porque serán saciados.
Dichosos los compasivos, porque serán tratados con compasión.
Dichosos los de corazón limpio, porque ellos verán a Dios.
Dichosos los que trabajan por la paz, porque serán llamados hijos de Dios.
Dichosos los perseguidos por causa de la justicia, porque el reino de los cielos les pertenece.
Dichosos serán ustedes cuando por mi causa la gente los insulte, los persiga y levante contra ustedes toda clase de calumnias. Alegraos y llenaos de júbilo, porque os espera una gran recompensa en el cielo. Así también persiguieron a los profetas que os precedieron.

Carta de Bertín
Amigos de San Francisco Javier. Gracias por todo lo que estáis haciendo por mi parroquia. Vuestros esfuerzos son muy valorados. Y toda la parroquia os lo está agradeciendo. Nosotros estamos todavía en la fase de sensibilizar a la gente para que ellos participen también en el proyecto. Pero ya en el mes de febrero empezamos las obras con el dinero ya ingresado y con la participación local. Ellos no tienen mucho pero deben poner también lo suyo. Os deseo un buen tiempo de Adviento. El Señor nos permita, a cada uno vivir este tiempo con profundidad espiritual y aprovechar las gracias de este evento. Bertín. 

Salmo de la utopía

No quiero dejar entre mis manos tu Evangelio;
quiero, Señor Jesús, hacer de tu mensaje norma de vida;
quiero entrar en el ritmo gozoso de tu Palabra;
quiero encontrar en tu llamada mi libertad.
Dame tu fe que rompa los esquemas que me cercan.
Dame tu fe para que entre en la luz de tus caminos.
Dame tu fe para que ame la verdad de corazón.
Dame tu fe para que sea fiel a tu Noticia.
Aquí estoy, Señor, desbordado con el sermón de la montaña;
aquí estoy, Señor, fascinado por tus retos;
aquí estoy, Señor, desconcertado ante tus exigencias;
aquí estoy, Señor, apasionado por tu utopía.
Eres audaz, eres arriesgado en tu mensaje;
eres un imposible al corazón del hombre, sólo posible en tu Espíritu.
Yo quiero ser feliz y tener un corazón de pobre;
quiero ser feliz desde lo pequeño, lo humilde, lo sencillo;
quiere ser feliz sin poderes que dominen al hombre;
quiero ser feliz y hacer presente en mi vida tu Reino.
Yo quiero ser dichoso y tener un corazón manso;
un corazón capaz de aguante y dulzura;
un corazón capaz de firmeza y esperanza, capaz de poseer la tierra.
Yo quiero ser feliz y llorar con el que llora;
llorar con el que sufre y se siente oprimido;
sentir el dolor y experimentar tu consuelo.
Yo quiero ser feliz y tener hambre y sed de justicia;
buscar tu voluntad y hacerla ley de mi comportamiento;
yo quiero saciarme de tus bienes sentado en tu mesa.
Yo quiero ser feliz y ser de corazón misericordioso;
quiero ser compasivo y acoger al hombre solo;
quiero un día alcanzar tu misericordia.
Yo quiero ser feliz y tener limpio el corazón;
quiero ser sincero, transparente, hombre verdadero;
y quiero un día ver tu rostro luminoso, Señor.
Yo quiero ser feliz y trabajar por la paz;
quiero ayudar a que los hombres se perdonen como hermanos;
quiero un día ser llamado hijo de Dios.
Yo quiero ser feliz aunque sea perseguido a causa de la justicia;
quiero ayudar al hombre a defender sus derechos;
y quiero un día heredar el Reino de los cielos.                                                                                     
Yo quiero ser feliz aunque me injurien,                                                                                    
aunque me persigan y me ataquen con mentira,
a causa de ser de los tuyos y vivir el Evangelio.
Quiero alegrarme y regocijarme contigo, Señor,
porque me espera una gran recompensa en tu Reino.
Señor Jesús, Señor de las Bienaventuranzas para el hombre;
Señor del camino llena de exigencias, de utopía:
abre mi corazón joven a lo imposible, a lo inalcanzable,
y alienta mi empeño con tu Espíritu de Vida.

Acción como misioneros

Podemos ver en la persona de San Francisco Javier multitud de valores, algunos de los cuales le permitieron realizar una generosa e intensa labor evangelizadora:
Encontramos en San Francisco Javier a:
Ø  Un modelo del creyente que se entrega a los demás, por amor a Cristo, sin hacer diferencias de raza, clase o condición.
o   Te pedimos, Señor, que nuestra solidaridad y colaboración con la parroquia santa Teresa de Manta sea fruto de nuestro amor hacia todos los hombres y mujeres.
Ø  Un cristiano que se preocupa de la salvación anímica y corporal de su prójimo.
o   Ayúdanos, Señor, a ser cristianos preocupados por los problemas de los demás.
Ø  Alguien para quien la propagación de la fe va unida a la defensa de la justicia que brota del Evangelio.
o   Te pedimos, Señor, que nos comprometamos por la justicia y no nos alejemos de los problemas de los pobres.
Ø  Un creyente capaz de comunicar efectivamente a otros lo que hace y por qué lo hace, hasta implicarles, aunque sea desde lejos, en su misión.
o   Ayúdanos, Señor, a ser testigos de tu Evangelio y a no tener nunca miedo a dar testimonio.
Ø  Un hombre capaz de percibir las diferencias culturales y de interpretarlas, incluso a riesgo de equivocarse sin perder de vista lo común a todos los seres humanos.
o   Señor, que construyamos una Iglesia abierta, sin miedo al que es diferente y que sigamos abriendo nuestro corazón más allá de nuestras fronteras físicas.

 Canto: Danos un corazón grande para amar
Danos un corazón
grande para amar;
danos un corazón
fuerte para luchar.
Hombres nuevos, amando sin fronteras,
por encima de razas y lugar.
Hombres nuevos, al lado de los pobres,
compartiendo con ellos techo y pan.

Letanías misioneras

Invoquemos ahora sobre cada uno de nosotros el coraje y la fuerza del Espíritu del Señor, por la intercesión de San Francisco Javier.
ü  Dios Padre, que quieres que todos los hombres se salven
o   Ten piedad de los hombres, tus hijos.
ü  Dios Hijo, misionero enviado por el Padre y camino universal de salvación
o   Ten piedad de los hombres, tus hermanos.
ü  Dios Espíritu Santo, vida de la santa Iglesia y animador de la actividad misionera
o   Ten piedad de los hombres, tus protegidos.
ü  Virgen María que has traído a Jesús al mundo
o   Muestra al mundo el fruto de tu amor.
ü  San Francisco Javier
o   Intercede por todos los misioneros.
ü  Religiosos y religiosas misioneros de nuestra diócesis
o   Rogad por la misión de la Iglesia de nuestra diócesis.
ü  Laicos y familias misioneras
o   Rogad por la misión de la Iglesia.
ü  Cristianos de la parroquia Santa Teresita de Manta en Benín
o   Ayudadnos a ser una parroquia misionera.
ü  Por todos los misioneros del mundo y por la Iglesia de Benín
o   Roguemos al Señor.

Canto: Sois la semilla


Sois la semilla que ha de crecer,
sois la estrella que ha de brillar.
Sois levadura, sois grano de sal,
antorcha que debe alumbrar.
Sois la mañana que vuelve a nacer,
sois espiga que empieza a granar.
Sois aguijón y caricia a la vez,
testigos que voy a enviar.
Id, amigos, por el mundo
anunciando el amor.
Mensajeros de la vida,
de la paz y el perdón.
Sed, amigos, los testigos
de mi resurrección.
Id llevando mi presencia
con vosotros estoy.