• MENSAJE JORNADA MUNDIAL DE LAS MISIONES 2018


    “Con los jóvenes, llevemos el Evangelio a todos” Francisco - DOMUND 2018
  • Guía Compartir la Misión 2018


    Propuestas de voluntariado misionero para jóvenes
  • ANIMACIÓN MISIONERA


    Recursos para la animación misionera de jóvenes
  • SUPERGESTO


    Revista misionera para los jóvenes
  • GESTO


    Revista misionera para los niños
  • REVISTA MISIONEROS


    Revista misionera para adultos que recoge la actualidad misionera de la Iglesia

19 feb. 2015

1 de marzo, Día de Hispanoamérica

"EVANGELIZADORES CON LA FUERZA DEL ESPÍRITU" es el lema de este año. 


LEMA Y CARTEL
Celebrar la eucaristía es hacer presente el amor de Dios a la humanidad. Habitualmente la actualización de este Misterio salvador se celebra en los templos especialmente dedicados a la celebración de la fe. Sin embargo, el cartel del Día de Hispanoamérica muestra otro templo y otro contexto: la altura de los Andes y la naturaleza que evoca el poder creador de Dios. Al contemplar el cartel se descubre a:


  • Dios Padre, creador de la naturaleza, de la vida, de la existencia humana… El conjunto de la creación es el medio ordinario para llegar a Dios.
  • Dios Hijo que se hace presente en la celebración de la eucaristía y en la persona del sacerdote misionero que ha salido al encuentro de este pequeño grupo de personas que previamente han sido evangelizados con la Palabra.
  • Dios Espíritu Santo que con su fuerza santificadora se hace presente en el interior de estas personas, recogidas en oración.

OBJETIVOS


  1. Reconocer que de nuestras comunidades cristianas partieron para América muchos misioneros que llevaron la fe a aquel continente, donde hoy están el 50% de los católicos del mundo.
  2. Tomar conciencia de que la cooperación misionera con América Latina debe seguir fortaleciéndose con el envío de nuevas vocaciones misioneras para colaborar con aquellas Iglesias en formación.
  3. Recordar a los misioneros españoles que permanecen en la misión en el continente americano y colaborar con ellos a través de la oración de la ayuda económica.
  4. Promover entre los fieles diversos cauces de cooperación para ayudar a las Iglesias más necesidades de América a crecer y madurar en la fe recibida.