• Concurso Infancia Misionera


    Participa en el concurso, crea tu revista para contar la Buena Noticia de Jesús
  • "Con Jesús niño a la Misión"


    Disponibles los nuevos recursos de noviembre diciembre para trabajar con los niños el Adviento y la Navidad
  • ANIMACIÓN MISIONERA


    Recursos para la animación misionera de niños
  • GESTO


    Revista misionera para los niños
  • SUPERGESTO


    Revista misionera para los jóvenes
  • REVISTA MISIONEROS


    Revista misionera para adultos que recoge la actualidad misionera de la Iglesia

3 ene. 2018

6 de enero Día de los catequistas Nativos y del #IEME. Campaña de Epifanía














Este sábado, día 6 de enero, se celebrará la Solemnidad de Epifanía, que nos abre al año
misionero, es la primera gran fiesta misionera: Cristo, luz de las gentes, es la
Manifestación del Señor al mundo.

Es finalidad del Instituto Español de Misiones Extranjeras (IEME) ser
un cauce misionero del clero diocesano para llevar cabo la Misión de la
Iglesia. Tiene encomendado animar a la Iglesia diocesana en la
responsabilidad de todas las iglesias por la Misión ad gentes. En este día
tiene encomendado animar el sentido misionero de la Solemnidad y en
orientar nuestra mirada en los misioneros laicos, insertos en comunidades
misioneras, no autosuficientes. Se les llama por distinto nombre, delegados
de la Palabra, catequistas o líderes de comunidades. Son grandes
protagonistas de la Misión sin pretenderlo.

En este año los recordamos de nuevo, oramos por ellos y queremos
colaborar con ellos en la tarea misionera que la Iglesia les tiene
encomendado. En sus comunidades, la Palabra es proclamada, acogida y
celebrada en el domingo que se verá desgranada en vida de Dios durante la
semana: los ancianos y enfermos son visitados y se ora con ellos en sus
casas, los niños y jóvenes tienen su catequesis, los responsables se reúnen
para preparar la celebración siguiente y para dar seguimiento a las tareas de
la comunidad. Son ellos (catequistas o delegados de la Palabra los que
cuidan y garantizan día a día la marcha de la comunidad. Cuando hay ocasión
de la presencia del sacerdote se tiene la eucaristía, los bautismos y las bodas,
si las hay. Y el aire de fiesta es aún mayor ese día.

La iglesia en los lugares de misión gasta sus principales energías en
formar responsables de las comunidades (catequistas o delegados de la
Palabra); los reúne una o dos veces al año para capacitarlos en cursos y
talleres y les acompaña en su vida de fe. Ellos son cristianos adultos y
ejemplo de fe y de vida creyente: ¡ CREADORES DE COMUNIDAD!