• "Se valiente, la misión te espera"


    Descarga todos los materiales para celebrar el Domund 2017
  • Presentación Domund 2017


    "El valor de ser misioneros" Anastasio Gil, Director de OMP España
  • Mensaje del Papa para el Domund 2017


    "La Misión en el corazón de la fe cristiana"
  • Reflexión Pastoral Domund 2017


    "Cuestión de valentía", Javier Carlos Gómez Director Diocesano de OMP Valladolid
  • ¿Qué es el Domund?


    La jornada en que, de un modo especial, la Iglesia reza por los misioneros y colabora con ellos
  • ¿A quién ayuda el Domund?


    Los donativos hacen posible la labor evangelizadora de la Iglesia en los territorios de misión
  • ¿Qué son los territorios de misión


    Conoce a fondo las misiones con el mapa en que se muestra dónde están los misioneros y la ayuda enviada por OMP España

25 abr. 2013

"La proximidad con los misioneros es lo que hizo nacer en mí el deseo de ser sacerdote"


El 70, 28 % de los africanos viven en Territorios en Misión  I  En los Territorios de Misión ya hay 399 obispos nativos  I  El 70,9% de los seminaristas africanos son atendidos por Obras Misionales Pontificias (OMP)
Alumno y profesor: Monseñor Modeste Kambou, obispo de Gaoua, y Eugenio Bacaicoa, Padre Blanco
Los frutos de la misión son evidentes en el continente africano, el más ayudado por la Obra de San Pedro Apóstol, la obra de OMP que ayuda a las Vocaciones Nativas. Los Misioneros de África -más conocidos como Padres Blancos- en Burkina Faso son un ejemplo de ello. Modeste Kambou estudió en la escuela de la misión y fue alumno de Eugenio Bacaicoa, Padre Blanco y misionero durante más de 30 años en Chad y Burkina Faso. Ahora es obispo de Gambou, una diócesis de 11.000 Kilómetros cuadrados, que contiene 10 lenguas diferentes. Obras Misionales Pontificias (OMP), financia la formación de estas vocaciones a partir de lo recaudado la Jornada de Vocaciones Nativas, que será el próximo domingo 28 de abril.
Eugenio Bacaicoa llegó con 25 años a Burkina Faso, y empezó a vivir con la tribu Lobi. Tal como explica, lo más importante de ser misionero es aprender a vivir y hablar como ellos. En esa época, Modeste Kambou tenía 4 años. "Recuerdo que los niños hacían una fila para venir a la iglesia. Modeste siempre iba el primero", cuenta Bacaicoa. Años después, el misionero le acompañó en su formación vocacional, y le acompañó incluso en su ordenación episcopal como primer obispo de Gaoua, el 18 de febrero de 2012. "La tarde de antes de la ordenación quiso reunirse conmigo".
El obispo, por su parte, recuerda su infancia y su trato con los Padres Blancos y las Misioneras Franciscanas de María. Describe a Eugenio Bacaicoa como "un buen guitarrista, que nos enseñó a cantar 'Guantanamera' en español". Este niño quedó marcado por sus profesores. "La proximidad con los misioneros es lo que hizo nacer en mí el deseo de ser sacerdote".  Y no es el único: actualmente hay 79.064 seminaristas en África, que mantienen la fe recibida. Y, lo que es más llamativo, la mayoría de los Territorios en Misión africanos están regidos por obispos nativos: hay 399 obispos autóctonos, mientras que los pastores misioneros son 76.
Tal como decía Lavigerie, el fundador de los Padres Blancos, "vosotros seréis los iniciadores, la Obra  duradera les corresponde a ellos". Y esto es real. Bacaicoa explica que cuando él llegó a la misión había 9 sacerdotes en la diócesis. Treinta años después, ya hay 160. "Hicimos todo lo que pudimos para promocionar el clero autóctono", afirma este misionero.
La Obra de San Pedro Apóstol de OMP sostiene estos esfuerzos de tantos misioneros. El año pasado se enviaron 20.243.304 dólares, para sostener la formación del 70,9% de los seminaristas del continente. Desde OMP internacional se ayudó también a 3.502 novicios (el 62,4% mujeres) y a 1.364 formadores. OMP España destinó la mayoría de lo recaudado a África, en especial a R. D. Congo. Entregó 1.374.029,74 euros entre 14 países. En un continente en el que el 70,82% de los católicos se encuentran en Territorios de Misión, la ayuda de OMP es esencial. De hecho, el 60% de los seminarios ayudados por esta Obra se encuentran en África.
"La esperanza de las vocaciones nativas está viva allá", explica el Padre Bacaicoa. Por su parte, el obispo de Gaoua afirma optimista que las raíces religiosas y culturales de los africanos, junto con la inseguridad y la violencia que sufren, pueden abrir el corazón de los africanos a Dios. "Los medios presentan África como un lugar de miseria y sufrimiento, pero la población es feliz en su contexto de vida".