• Reza y ayuda a las Vocaciones


    22 de abril- Jornada Vocaciones Nativas y Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones
  • Llamada, respuesta y Misión


    Presentación Jornada de Vocaciones Nativas y Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones
  • Mensaje del Papa Vocaciones


    "Escuchar, discenir, vivir la llamada del Señor"
  • ¿Qué es Vocaciones Nativas?


    Una jornada de oración y ayuda a las vocaciones en los Territorios de Misión
  • ¿A quién ayuda Vocaciones Nativas?


    A 75.000 seminaristas y 6.500 novicios/as y 2000 formadores en los territorios de misión
  • ¿Cómo colaborar?


    Con un donativo o con una beca misionera para las Vocaciones de los Territorios de Misión
  • Oración Vocacional


    Recursos de oración para la oración diaria en colegios e institutos

1 ago. 2014

Termina el curso

Hoy terminamos un curso intenso en la Delegación de misiones. Hemos empezado con nuevos proyectos -como la creación del Consejo de la delegación o el grupo de sacerdotes que se reúnen con misioneros del IEME-, hemos empezado a abrir caminos de misión, a la vez que seguimos trabajando en las tareas de estos últimos años. Muchas gracias a todos los que habéis colaborado con nosotros.
Continuaremos en septiembre. Lo que ha empezado a germinar tendrá que ir creciendo, madurando, tomando forma, fortaleciéndose... Y seguiremos abriendo nuevos caminos, aquellos que el Señor nos muestre con su luz.
De momento, estas letras sirvan para dejaros con la miel en la boca, pues el trabajo que nos aguarda es realmente hermoso. Las vacaciones de este mes servirán para cargar pilar y coger fuerzas.
Un abrazo agradecido a todos los que nos estáis ayudando. Sobre todo, nuestro agradecimiento a los que trabajáis en la dirección nacional, pues mucho nos habéis ayudado. En momentos de oscuridad, siempre nos habéis atendido con una amabilidad exquisita.
A los misioneros de Lugo, y a todos los que habéis colaborado en la animación misionera de nuestra diócesis, gracias por vuestra alegría y sacrificio.
Y un afectuoso agradecimiento a todos los que habéis visto el blog y acogido nuestras aportaciones.
Nos vemos, de nuevo, en septiembre. Hasta entonces, recibid un saludo. Que Cristo, misionero del Padre, nos continúe bendiciendo.