• Francisco a OMP


    Discurso a la Asamblea OMP
  • Octubre 2019: Un mes misionero


    El Papa propone celebrar un mes dedicado a la Misión en el centenario de Maximun Illud
  • Discurso del Cardenal Filoni a OMP


    "El Evangelio nunca está anunciado por completo. La misión es el corazón de la fe"
  • Guía Compartir la Misión


    Propuestas de Voluntariado Misionero y #VeranoMisión para jóvenes

23 ene. 2015

Así ayudamos a Perú

Un lápiz para escribir el futuro de los niños indígenas del Amazonas peruano



Infancia Misionera destina 6.000 dólares para que 6.000 niños de las comunidades indígenas del Vicariato Apostólico de San Ramón en Perú, tengan cada uno dos cuadernos, dos lápices, sacapuntas, borrador y regla.

El Vicariato Apostólico de San Ramón es una región de selva amazónica, que nada tiene que envidiar a la frondosa selva amazónica de Brasil, con ríos como el Unimi, Tambo, Ene y Ucayali. Este último, el Ucayali, al unirse al norte con el Marañón da lugar al Amazonas. En este vicariato de San Ramón casi todos los centros misionales son accesibles por carretera, pero hay algunos que tienen un campo de aterrizaje, porque el avión es la mejor manera de llegar a ellos. Muchas misiones tienen servicio fluvial con pequeñas embarcaciones. Los misioneros de esta zona están todos unidos por radio, gracias a una estación para comunicarse entre ellos, porque hay problemas con la comunicación por teléfono.

Los niños de estas comunidades indígenas son de las tribus asháninka y shipibo, y los misioneros han intentado siempre que sus culturas no se pierdan. Por eso, dos centros misionales se dedican de manera exclusiva a su atención, teniendo la educación como uno de sus principales objetivos. De hecho, por iniciativa del Vicario de San Ramón, Mons. Gerardo A. Zerdin, se creó la Universidad NOPOKI, una universidad bilingüe. En ella, los estudiantes pueden lograr su titulación como profesores, tras haber recibido muchas de las clases de sus años de preparación en su propia lengua indígena. Ellos mismos serán los que preserven su cultura.


Muchos de estos niños que hoy reciben los lápices de Infancia Misionera cursarán estudios en la Universidad NOPOKI. NOPOKI, en lengua shipiba significa “estoy aquí”, es decir, que tengo voz, que “soy uno de ellos”.