• ADVIENTO MISIONERO


    Recursos para vivir el Adviento en clave misionera
  • SEMBRADORES DE ESTRELLAS


    Sé misionero y anuncia que Jesús nace para todos
  • SUSCRÍBETE A GESTO


    ¡Hagamos de los niños de hoy personas que quieran amar!
  • ANIMACIÓN MISIONERA


    Recursos para la animación misionera de niños
  • ANIMACIÓN MISIONERA


    Recursos para la animación misionera de jóvenes
  • SUPERGESTO


    Revista misionera para los jóvenes

29 jul. 2015

Testimonio del P. Ángel, misionero de nuestra diócesis.

 El P. Ángel, misionero comboniano nos ha escrito una carta desde Brasil:

JOÃO PESSOA (PARAÍBA), BRASIL, A 23 DE JULIO DE 2015

Muy estimado Jesús Santiago:

En primer lugar quiero pedirte mil disculpas por no Haber respondido a tu carta a su debido tiempo. Esta temporada me ha coincidido con la salida de un lugar (Açailândia, que está al suroeste del Estado del Maranhão) y la venida y entrada en esta nueva realidad, en el Estado de Paraíba, en donde está la parte más occidental de las Américas. Para que te hagas una idea, de las distancias, he venido en un autobús directo, atravesando los estados del Maranhão, Piaui, Ceará, Pernambuco y Paraíba, durante 37 horas. Por tanto, la salida de aquella realidad y la entrada en esta nueva, me ha ocupado bastante y hasta, cansado un poco. La nueva parroquia está en la periferia de la capital del Estado de Paraíba, João Pessoa, en pleno nordeste brasileño.
Como, en general todas estas periferias, se hinchan de gentes venidas, especialmente de los interiores, en busca de mejores condiciones de vida y huyendo de las sequías que acontecen en el interior del nordeste. En el litoral suele llover bastante más.
            Nuestra parroquia tiene por patrono a S. Antonio, el santo más popular en Brasil. Cuenta con cinco años de vida como parroquia y está formada por unas 10 comunidades, de las cuáles, cuatro en el interior, o sea, en el campo, a unos 30 Kms.
            Las periferias de nuestras ciudades sufren un gran abandono por parte de los mandatarios (falta de asfalto, falta de centros de enseñanza a la altura, lo mismo en el campo de la salud…). Nuestra calle, que tiene la anchura de una avenida no tiene asfalto y en cada metro tiene un bache.
            El pueblo nordestino tiene muchos valores: hospitalidad, acogida, solidaridad y muy religioso, con multitud de iglesias, centros de culto y demás.
            La parroquia se organiza en comunidades, con sus líderes, animadores, estructuras materiales, etc. Los fieles, en general, asumen sus compromisos en las pastorales, movimientos, etc. Cada comunidad tiene su consejo de comunidad y se organiza en pastorales (familia, juventud, diezmo, catequesis…) y movimientos (Legión de María, ministros de la comunión, monaguillos, Terço (rosario) de los hombres…).
Para llegar a las comunidades del interior, pasamos por grandes extensiones de monocultivos, concretamente, plantaciones de piña y de caña de azúcar. Para más detalles, la piña desde que se planta hasta que se recoge, pasan unos seis meses y la caña de azúcar, si el tiempo ayuda, unos 8 meses.
En esta periferia, los misioneros combonianos, ya estamos en la tercera parroquia, pues se han entregado a la Iglesia Local, las dos anteriores. Se han organizado en comunidades, en estructuras materiales y una cierta autonomía económica para que el sacerdote que asuma, pueda llevar una vida digna y suficiente.
Las vocaciones para el clero secular están bastante bien y en unos años podrán abastecerse (ya más de un 80%). Lo que tal vez se carece es la falta de apertura a la misión, tanto dentro del país, por ejemplo, la Amazonia, como la apertura a África, por ejemplo.
Pues nada más por esta vez. Saludos a todos los que lleváis adelante esos servicios entorno a la Delegación, parroquias, grupos y demás.
Que El Señor Jesús, Misionero del Padre nos acompañe y bendiga. Un abrazo.

 Ángel