• Francisco a OMP


    Discurso a la Asamblea OMP
  • Octubre 2019: Un mes misionero


    El Papa propone celebrar un mes dedicado a la Misión en el centenario de Maximun Illud
  • Discurso del Cardenal Filoni a OMP


    "El Evangelio nunca está anunciado por completo. La misión es el corazón de la fe"
  • Guía Compartir la Misión


    Propuestas de Voluntariado Misionero y #VeranoMisión para jóvenes

18 oct. 2016

Fr. Manuel Varela: la llamada a romper fronteras. DOMUND 2016 "Sal de tu tierra"

Compartimos con vosotros otro de los muchos testimonios que nos están enviando los misioneros de nuestra diócesis, para la Jornada del DOMUND. Este es de  Fr. Manuel Varela, misionero franciscano, y que está en Venezuela: 

Estamos en la Semana Misionera. Vivo en la Diócesis de Guanare, con la que colaboro en la labor pastoral. Estoy en una Parroquia rural, de altas montañas, fundamentalmente productores de café y plátanos. El territorio diocesano es mayormente llanero. Estos días pasados el Sr. Obispo  diocesano invitaba a los pocos sacerdotes de la Diócesis, que son todos jóvenes, emular el espíritu misionero de todos los anteriores sacerdotes que han trabajado aquí. LLegué aquí en el año 1997. Todo éramos extranjeros: diocesanos de Colombia y Cuba, franciscanos de Galicia, Josefinos de México y Centroamérica, franciscanos conventuales de Italia. Eran nativos venezolanos el Obispo y el Vicario, pero ni siquiera oriundos del territorio diocesano. Hoy quedamos pocos de afuera y van surgiendo las vocaciones sacerdotales autóctonas. También entre nosotros los franciscanos ofm, que somos tres, queda solo mi persona venido de Galicia. Para los que hemos seguido la llamada a romper fronteras con la Palabra del Evangelio, es una alegría ver que la labor misionera  consolida la vida la Iglesia, nuestra comunidad de fe al servicio de cualquier lugar del mundo y de todas las culturas.. La experiencia personal de haber vivido y contribuido  a una Iglesia local en formación, junto con  sacerdotes diocesanos misioneros y frailes de varias órdenes y congregaciones,  me lleva a dar gracias a Dios por la satisfacción de una labor  que impulsó y también vio el resultado de toda la entrega y el esfuerzo     por servir y amar al pueblo que busca a Dios, dentro de tan variados criterios, Hoy estamos en una situación muy precaria en lo económico, pero principalmente en gravísimo deterioro social y político, que compomete mucho y delicadamente nuestra labor. Hemos de sostener servicios de solidaridad y tenemos que acompañar los sufrimientos, también las esperanzas, de quienes esperan una Venezuela nueva. Oramos cada día para que el Señor nos ilumine, a fin acertar a colocar adecuadamente el Evangelio al servicio del diálogo, la convivencia y avanzar sin violencias extremas. Por otra parte, la la actividad de evangelización y pastoral es apremiante. Por todo ello, creo que si la Iglesia se siente misionera, abrirá muchas nuevas realidades, y esto lo deseamos tanto para los nuevos mundos, como para los territorios de tan vieja data cristiana como puede ser mi Diócesis nativa, Lugo.
Vamos a terminar, imitando al Papa Francisco: "recen por mÍ"
Un fraternal abrazo
Saludos de Paz y Bien
Fr. Manuel Varela   ofm